Aceite de Oliva - FRASCA BLUU

€24,90

Aceite de oliva de categoría superior obtenido directamente de aceitunas y solo mediante procedimientos mecánicos.

Con más de 300 días de sol al año, la campiña cordobesa es un de los sitios del mundo con mejor clima, el azul de nuestros cielos no pasa desapercibido para nadie.

Como homenaje a nuestro bonito techo, os presentamos a BLUU, una botella con un azul muy peculiar, como el aceite que lleva dentro, un monovarietal Hojiblanca de categoría mundial.

BLUU tiene una gran variedad de sabores y aromas. Se trata de un tipo de aceite equilibrado en cuanto a su toque amargo. No se trata ni de un aceite que amargue demasiado ni es demasiado suave. Tiene un equilibrio perfecto para mantener el sabor del aceite de oliva que termina con un picor muy característico, apto para quienes no buscan un sabor demasiado intenso sin perder el regusto característico del oro líquido.


NOTA CATA
En nariz verde frutado muy complejo y elegante de intensidad alta. Predomina la hierba fresca, la manzana y el plátano verde. También se percibe un fondo de plantas aromáticas y tomatera.
En boca su entrada es dulce muy agradable ligeramente amargo y algo más picante, sabor persistente y retrogusto equilibrado que recuerda a almendra verde.


MARIDAJE
Muy versátil en ensaladas, gazpachos, salmorejos, ajoblanco, pastas, carnes y pescados.

  •     Frasca Bluu 250 ml se entrega con su estuche de regalo individual.
  •     Capacidades: 250 ml y 100 ml (permitida en equipaje de mano).

 
Ingredientes: Aceite de oliva virgen extra.

Valor Nutricional Por 100g
:
Valor energético 3696Kj / 899 Kcal

Grasas 99,9 g
rs.
Saturadas  13,8 g
rs.
Poliinsaturadas 4,2 g
rs.
Monoinsaturadas 81,8 g
rs.
Colesterol 0 g
rs.

Sal 0 g
rs.

Carbohidratos 0 g
rs.

Proteinas 0 g
rs.

    El primer aceite en llegar al nuevo mundo.

    Allá por el siglo XV

    Allá por el siglo XV , fecha llena de descubrimientos y grandes travesías alrededor del mundo, a la aventura las naos partían al nuevo mundo cargadas de alimentos para una empresa llena de incertidumbre, en sus bodegas, vasijas de barro que mantenían y conservaban perfectamente sus víveres... en dichas vasijas y, usando el mismo principio para mantener intacto el contenido de nuestros productos en su interior tal y como lo hacían hace ya mas de 500 años.

    El hallazgo de unas antiguas escrituras revelaron una apasionante historia.

    Un acuerdo por el olivar de la finca propiedad de la Orden de Calatrava, por el diezmo de su producción de aceite,

    Un joven almirante, Cristobal Colón, con el apoyo de la Corona de Castilla, 

    pide ayuda a la orden de Calatrava, propietaria de una finca lindera con el Guadalquivir, "hagan acopio de los víveres de la zona para llevarlos a bordo de mis naves".

    El aceite de nuestros olivos viajaron a bordo de la Niña, la Pinta y la Santa María

    Este olivar es hoy en día nuestra finca, por lo que con toda probabilidad somos el primer oro líquido en llegar al nuevo mundo.